fbpx
4 Claves de la Serie Golden State – Portland

4 Claves de la Serie Golden State – Portland

4 Claves esenciales en la Serie Golden State Portland

Por fin han empezado las Finales de la Conferencia Oeste y los Warriors han dado primero.

Seguramente el cansancio no ha ayudado los Trail Blazers en este primer partido. Pero tienen que rápidamente dar un vuelco si quieren tener la chance de al menos ganar algún partido.

Vamos a ver 4 claves importantes que determinarán el resultado de esta serie.

 

Clave 1 – Lillard + McCollum = 50/60 puntos

Para que Portland tenga realmente una chance en esta serie Lillard y McCollum tendrán que aportar siempre entre 50 y 60 puntos y posiblemente con buenos porcentajes no inferiores al 40%. Los 36 puntos combinados del Game 1 no son suficientes por derrotar los Warriors. Aunque sin Durant.

Así que Dame y C.J. tendrán que ponerse las pilas y arrimar el hombro en ataque para garantizar un mínimo de peligrosidad.

 

Clave 2 – Rebotes y Pérdidas

Este aspecto está muy conectado con la clave 3 que veremos después. En el Game 1 los Rebotes han sido empatados con Portland que se ha garantizado 5 rebotes más en ataque y los mismos en defensa. Es esencial que Portland domine este aspecto con más contundencia para poder obtener canastas más fáciles en transición y no tener que enfrentar siempre la defensa de los Warriors.

Las pérdidas también necesitan tener un control mayor, porque permiten a los Warriors entrar en ritmo con más facilidad. Y el ritmo es el secreto de este equipo cuando no está KD. Los Splash Brothers necesitan coger ritmo al tiro. Y si pueden lanzar más y con más facilidad, serán mucho más peligrosos. 17 pérdidas por Portland son realmente demasiadas.

 

Clave 3 – Ritmo del Partido

Como hemos visto arriba uno de los secretos de los Warriors, sobretodo cuando no está KD, es coger ritmo en ataque. Juego más rápido, defensa más presionante. Esto permite a jugadores como Curry y Thompson de tener más tiros a disposición y por lo tanto entrar en el famoso ritmo.

Además de esta faceta se aprovechan bien también varios jugadores de la plantilla que consiguen canastas más fáciles de esta manera respecto a una defensa más posicionada.

Portland necesita controlar el ritmo del partido, porque no puede ganar metiendo una canasta más que Golden State. Lo hemos visto con Houston cuando ha ganado. Defensa dura y que la puntuación final baje de 100 puntos. Allí los Warriors son más vulnerables. Sobretodo sin KD.

 

Clave 4 – Los Banquillos

Una de las cosas que estaba echando de menos en Steve Kerr era utilizar más el banquillo en las dos primeras rondas de playoffs. Sinceramente creía que algo podían aportar los varios Cook, Jerebko o Bell. Y así ha estado. Más minutos para todos y el resultado ha sido unos titulares más descansados que pueden hacer la diferencia cuando realmente importa.

Y lo bueno de todo esto es que el banquillo de los Warriors no necesita marcar más que Portland. Es suficiente que no lo deje marcar. O que marquen un punto menos que ellos. Y así ha sido en el Game 1. Nadie del banquillo ha llegado a los 10 puntos. Pero todos han sumado y todos han defendido. Teniendo al final un +/- positivo todos.

Portland por lo contrario necesita que su banquillo marque más puntos. Visto que difícilmente su quinteto puede marcar más que los Warriors. Necesita que Hood, Curry, Turner, Collins y compañía sean activos en ataque y marquen la diferencia respecto al banquillo Warriors.

De manera que después Lillard y McCollum puedan jugarse un final punto a punto.

Conclusión

Así que estas nos parecen 4 claves fundamentales en esta eliminatoria. Portland necesitará cumplirlas prácticamente todas para poder arañar algún partido. Que gane 4 partidos a estos Warriors será casi imposible.

Pero ya están donde querían y ahora no tienen nada para perder. Juegan contra unos de los mejores equipos de la historia y si tuvieran que perder nadie le va a reprochar nada.

Pero tienen que cumplir mejor el plan de partido y quizás el cansancio del duelo con Denver ha pesado en esta primera derrota.

Veremos pronto en el Game 2 qué dirección va a tomar esta serie.

 

Houston: la ocasión de la vida

Houston: la ocasión de la vida

Houston: la ocasión de la vida.

No me viene a la mente título mejor para este artículo.

La principio de la temporada decía sobre este equipo que a veces las ocasiones pasan una sola vez en la vida. Y cuando no las aprovechamos, luego algo se rompe.

Finalmente con los Rockets parecía haber pasado esto. El año pasado tuvieron los Warriors contra las cuerdas y los perdonaron.

Parecía al principio de temporada que este grupo de verdad había apagado el interruptor y necesitaría grandes cambios. Pero poco a poco fueron cogiendo su ritmo y aunque sin nunca deslumbrar llegaron hasta los playoffs.

El Milagro

No suele pasar a menudo algo así. Normalmente cuando fallas algo que parecía estar muy cerca, no vuelves a tener la misma oportunidad casi de inmediato.

Pero con Houston ha pasado.

Han vuelto a enfrentarse a los Warriors y ahora, no obstante están debajo 3-2 en la serie, se le ha abierto de nuevo la puerta del paraíso.

La lesión de KD ahora los pone con una chance enorme de poder conseguir lo que no consiguieron el año pasado.

Paradoja de las paradojas, los Rockets estaban mucho mejor el año pasado. Pero también los Warriors.

¿Que ha cambiado?

¿Que ha cambiado en los últimos 365 días para que Houston ahora vuelva a tener una gran chance, no obstante paradójicamente tenga un rendimiento bastante inferior al año pasado?

El adversario

1- Los Warriors están bastante peor que el año pasado. Querer mantener los 4 All Stars + el añadido Cousins (que realmente no servía) ha provocado que realmente la plantilla de este equipo se ha quedado corta. Y aunque jugando a medio gas toda la temporada, los minutos y responsabilidades pesan a esta altura de la temporada. Además Kerr ha tirado mucho de su quinteto de la muerte durante los playoffs y esto provoca desgaste y lesiones.

2- Curry y Thompson no están brillando. Probablemente hay problemas físicos detrás de su escaso rendimiento en ataque y necesitan ahora jugar 1 o 2 partidos a nivel alieno como hacían a menudo antes de la llegada de KD.

3- El Banquillo Warrior hoy en día es de risa. Salen Bogut, Looney y Livingston. Nada más. Y tampoco ellos es que aporten mucho. El mejor Looney. Jerebko, Cook o Bell completamente fuera de las rotaciones, cuando seguramente 10/12 minutos podrían jugar sin hacer demasiados daños. Difícil competir así.

4- Kerr parece haber perdido el toque mágico. Antes siempre conseguía sacarse un as de la manga en cada serie. Cook, Bell, Clark, Livingston. A turno los hombres del banquillo eran protagonistas de este gran equipo. Hoy no. Y el entrenador tiene algo que ver.

5- Lo más importante: la lesió de KD. Este según mi punto de vista es la razón real por la cual los Rockets tienen la ocasión de la vida de nuevo. 35 puntos y que puntos que faltan a este equipo. Nadie ahora mismo puede suplir a esto desde el banquillo. Así que ahora serán los Splash Brothers que tendrán que reafirmar su real valor sin KD. ¿Serán capaces?

Houston, tenemos un problema o varios

1- Harden está jugando los mejores playoffs de su vida. Está siendo má eficaz que de costumbre en esta época del año y esta es una onda que hay que cabalgar.

2- Gordon ha dado un paso adelante y se ha puesto como segundo espada del equipo. Por delante de Chris Paul. Justamente. Porque este tiene que ser su rol. Y lo está cumpliendo a la perfección en esta serie.

3- La defensa de Houston. Ha subido el nivel sobretodo en casa. Y los Warriors sufren el juego duro de jugadores como Tucker. Si mantienen este nivel de intensidad, lo pueden conseguir.

4- La rotación de los Rockets es bastante más amplia con al menos 10 jugadores siempre jugando. Para bien o para mal esto le permite tener mayor frescura en los momentos importantes y poder mantener siempre una presión alta contra los Splash Brothers.

5- El Pick and Roll y Capela. Hasta ahora no han sido un gran factor en la serie. Lo habían sido el año pasado. Y creo que volverán a serlo ahora sin Durant y sus tentáculos. Houston no tiene que cometer los mismos errores que el año pasado cuando empezó a disparar tiros de 3 sin sentido. Defensa fuerte, control del rebote, transiciones, tiros libres, + Capela, puntos fáciles, tienen que ser las fundamentas para ganar estos Warriors.

Conclusión

Por fin los Rockets van a tener otra gran ocasión de rehacer la historia. Las lesión de KD los vuelve a poner en la pomada aunque ahora mismo están por debajo 3-2 en la serie.

Si han aprendido de los errores del año pasado tienen realmente la posibilidad de eliminar estos Warriors y seguir su carrera por devolver el título en Houston.

Sí seguirán el mismo guión, probablemente los Splash Brothers los castigarán.

Los Hombres claves

Por un lado Chris Paul. No está jugando bien, pero es el metrónomo de este equipo. El que tiene que impedir que suceda lo mismo que el año pasado. Tiene que controlar la situación y gestionar el partido.

En el otro lado meto Klay Thompson. Estoy seguro que Green, Iguodala y Curry de una manera u otra van a dar la talla. Pero Klay en los partidos importantes muchas veces ha fallado en ataque. Sin Durant es fundamental que se acerque a los 30 puntos junto con Curry para que el barco no se hunda. Si lo consiguen tiene la eliminatoria encaminada.

Personalmente voy con los Warriors. No me gustaría que una dinastía acabara por una lesión estúpida.

 

¿Boston Celtics: fin de la temporada y de un proyecto?

¿Boston Celtics: fin de la temporada y de un proyecto?

¿Boston Celtics: fin de la temporada y de un proyecto?

Esta es la pregunta que muchos se hacen. Y quizás el mismísimo Danny Ainge, salud permitiendo, está pensando lo mismo.

Nadie al principio de temporada se esperaba algo así.

La Ecuación Equivocada

La ecuación que se hacía en Massachusetts, era más o menos esta:

Final de Conference + Irving + Hayward – LeBron = Finales NBA seguras y casi anillo.

Finalmente esto es lo bueno y lo malo del deporte en general. Es casi imposible tener certezas. Y sumar 2 All Stars a un proyecto no significa proyecto ganador.

Aunque en la mayoría de los casos tendría que significar mejora de los resultados.

Pero en el caso de Boston quizás los resultados fueron demasiados buenos antes y ahora han pagado esta cosa.

La diferencia con Oakland

Sin dudas, el microcosmo que existe en Oakland se sustenta también gracias al carácter e inteligencia de los All Stars que lo conforman. Ninguno de ellos quiere asumir un protagonismo mayor que lo otros porque sí.

Cada uno conoce su rol y asume las responsabilidades según el momento y la ocasión. Sin egoismo, solo ganas de ganar.

Esto se debe también a los momentos de la carrera de estos jugadores. Todos afirmados. Todos con grandes contratos presentes y futuros. Cada uno habiendo ya ganado y saboreado la gloria. Cada uno sabiendo que no será echado a la primera ocasión.

En Boston han probado a realizar algo similar juntando talento. Pero la situación no es la misma que en la Bahía de Oakland.

¿Cuales las diferencias?

1- El momento de la carrera de los jugadores. En Boston la mayoría son jóvenes con ganas de destacar y hacer buenos números por obtener un buen contrato y más espacio en el equipo. Hayward viene de una lesión muy grave que necesitará de años por asentar. Sin dudas Irving sigue siendo Irving. Maravilloso cuando se trata de hacer jugadas espectaculares sin grandes responsabilidades. Y hundido cuando tiene que asumir los galones en un equipo que realmente no lo respeta y no cuaja con el. Además su estilo de juego poco casa tanto con la historia de Boston como con el estilo de Stevens. Así como con las características de sus compañeros.

2- Stevens, fino estratega de los banquillos, no se ha mostrado igual de bueno la primera vez que ha tenido problemas en el vestuario. Quizás propio porque ha sido la primera vez. Un coach inteligente como él difícilmente repetirá los mismos errores. Al contrario Kerr ha sido siempre muy hábil a gestionar sus jugadores y todas las situaciones en el vestuario.

3- La directiva de Ainge, un tiburón de los negocios, capaz de oler la sangre a kilómetros de distancia y de sacar tajada de cualquier oportunidad. Pero quizás ha llevado demasiado al extremo este concepto. Olvidándose también de que el lado humano es algo muy importante en el deporte y en la vida. Finalmente se ha sacado de encima jugadores símbolo de este equipo como Avery Bradley o Isaiah Thomas que se hubieran matado por esta camiseta. Y ha insertado jugadores de más talento pero menos funcionales y menos devotos a la causa. Por lo tanto esta actitud repercute también en el comportamiento de los jugadores y su estabilidad. Inevitable. Nadie se siente seguro. Y en un deporte tan al límite como la NBA necesitas tranquilidad por rendir al máximo.

¿Y entonces cuales son las causas principales de esta gran derrota deportiva?

Ciertamente nadie en Boston es ajeno a estos malos resultados. Desde la directiva, pasando por el entrenador y llegando hasta los Jugadores. Cada uno tiene una pequeña (o grande) parte de culpa.

Equipo

1- El mal ambiente en el equipo. Cada uno buscando espacio y números personales en detrimento del bien común. En la plantilla actual quizás solo Smart y Horford tiene una mentalidad Celtic de equipo por delante de sus números.

2- El papel de Irving, pasando desde el LeBron sistema a un equipo organizado. No ha sabido adaptarse completamente siguiendo con la mismo mentalidad del pasado. Y mostrándose poco líder criticando públicamente los jóvenes. Un verdadero líder hace esto de puertas para adentro.

3- El papel de Hayward. Seguramente ya ha hecho mucho volviendo de una lesión tan grave. Pedirle de estar al 100% desde el primer año era y es demasiado. Quizás haya tenido más minutos de lo que merecía por rendimiento. Pero allí la decisión de Stevens y Ainge no era fácil. Hay de por medio un contrato muy gordo y de varios años. Y sentar a Hayward significa quemar esta inversión. Porque si no juega nunca va a recuperarse de verdad.

4- Los Jóvenes de Boston no han crecido como se esperaba de ellos después de los fantásticos playoffs del año pasado. Por razones diferentes se han estancado. Y su relación con Irving no ha sido nunca buena. Además necesitaban tener más balones y responsabilidad por crecer con más calma. Y con Irving esto ha sido imposible. Y si sumamos Hayward, todavía menos.

Entrenador

5- Brad Stevens por primera vez ha fallado. Ha dado menos de lo que se esperaba. Y siempre nos había acostumbrado a sacar mucho más de lo que tiene. Desafortunadamente su manera de ver el baloncesto está a años luz de la de Irving su principal estrella y a partir de allí no ha sabido cómo gestionar la situación tanto en la cancha como fuera. Así del juego brillante de este equipo no ha quedado nada. Estuvieron siempre a medio camino entre el LeBron sistema y el juego organizado de Boston. Y esto los ha matado.

Directiva

6- Danny Ainge está vez ha exagerado. Para sumar a Irving y Hayward ha sacado del proyecto dos jugadores con el espíritu Celtics en las venas como Bradley y Thomas. Y esto al final se le ha caído encima. Independientemente de los problemas de Isaiah Thomas y de Bradley. Los resultados con este equipo han sido inferiores sin dudas.

Ahora tendrá que tomar una decisión muy importante este verano. Deshacerse de Irving y apostar por el núcleo joven. O apostar por Irving y meterle al lado un Anthony Davis en una nueva versión del LeBron sistema.

¿Pero verdaderamente con un entrenador como Stevens vas a ir por este camino? Tyronne Lue todavía sigue libre…

Así que por hacer una metáfora culinaria Ainge tenía muy buenos ingredientes, pero por intentar comer antes de tiempo ha cocido todo a fuego demasiado elevado. Y ha terminado quemando el plato Boston Celtics. Si porque este proyecto necesitaba solo un poquito más de paciencia y encajar las piezas justas (¿Kawhi por ejemplo?).

7- El crecimiento de los otros equipos del este. La salida de LeBron James ha despertado todos los otros predadores de la costa este. Y los equipos punteros de reforzaron extraordinariamente. Quien de una manera más inteligente y quien de una manera más forzada estilo Lakers. Milwaukee completó su plantilla con las piezas más funcionales para Giannis. Philadelphia tiró la casa por la ventana yendo por Butler y después Harris.Toronto hizo lo suyo con Kawhi y luego con Marc Gasol. Todo esto mezclado con los problemas de Boston ha llevado al fracaso de este proyecto.

¿Y ahora qué depara el futuro?

Como comentado Ainge tendrá un verano complicado por delante.

Tendrá que decidir si apostar por Irving o por los jóvenes y después mover ficha de consecuencia.

Personalmente no creo que Irving vaya a renovar con Boston ni que Boston vaya a querer renovar Irving. Por lo tanto habrá que renovar a Rozier y luego buscar algún jugador funcional para el proyecto.

Stevens podrá volver a entrenar como más le gusta (el equipo delante de todo) y los jóvenes tendrán el espacio que necesitan por volver a destacar.

Hayward tendrá seguramente mejor condición física y mental y podrá subir su aportación.

Por lo tanto creo que el futuro de Boston no es tan malo. Por lo contrario volver a los orígenes podrá ser muy beneficioso por todos.

Después no hay que olvidar que Ainge está siempre al acecho. Y con el material que tiene por las manos y las rondas de Draft, podría sacar otro conejo de la chistera por sumar otros jugadores valiosos para este proyecto.

¡Boston es siempre Boston!!!

 

La nueva jerarquía del Este

La nueva jerarquía del Este

Hemos llegado por fin como cada año al momento del All Star Game NBA. Y este suele ser un momento de balances después de la primera parte de la temporada.

Este año va a ser momento de discusión porque llega justo después del final del mercado de reparación.

Aunque todavía falta algún golpe entre los jugadores que se han quedado libres.

Y si por un lado no ha pasado nada con el tema Davis, por el otro ha habido muchos movimientos.

Sobretodo en la Costa Este. Donde casi todos los contenders se han sentido en deber de intentarlo. Porque sin LeBron los juegos están más abiertos que nunca.

Y la carrera por la sucesión al trono está más que abierta.

Ganar la Regular Season no va a ser garantía de llegar a las finales NBA. Desde siempre los playoffs son otra cosa. Y equipos que parecen más en dificultad resurgen de sus cenizas. Mientras otros que parecían volar se caen estrepitosamente al suelo.

Así que vamos a ver cómo ha cambiado la lucha de poder después del mercado invernal entre los principales candidatos al trono del Este.

Milwaukee Bucks

Los Bucks viajan desde principio de temporada como una maquinaria bien oleada.

El trabajo de un entrenador capaz e inteligente como Budenholzer se ha visto desde el primer minuto. Como saben hacer pocos, ha maximizado todas las virtudes de sus jugadores y sabido minimizar sus defectos.

Antetokounmpo viaja con números de MVP y el resto de la plantilla le sigue sin pestañear.

Ahora han querido retocar el roster con la adquisición de Nikola Mirotic. Seguramente un complemento importante que encaja perfectamente con el líder de los Bucks.

Un alero con puntos en las manos y buen tirador de 3 puntos.

Por lo tanto los Bucks, mejor récord NBA en la actualidad se postulan como una amenaza importante para cualquiera que quiera ganar en el Este el derecho a jugar por el anillo.

Aunque nos queda la duda de la prueba playoffs. Pero este año es otra historia. Nuestro número 3 ahora mismo.

Toronto Raptors

Los Raptors han sabido resurgir de sus cenizas.

Después del verano todos dudaban del equipo, del nuevo entrenador…

Pero han sabido sobreponerse, hacerse con Kahwi Leonard y apostar el todo por todo a esta temporada. Porque no saben si Kahwi volverá el próximo verano.

Y ahora la apuesta ha sido total. La llegada de Marc Gasol en Canadá, los pone como favoritos en la carrera por las Finales NBA.

Todavía Marc no ha entrado de lleno en los mecanismos de juego. Pero tendrá tiempo por hacerlo.

Y con sus capacidades e inteligencia, sabrá seguramente subir el nivel del equipo. Una pena que esto no haya pasado con unos años de antelación.

Seguramente un equipo equilibrado y con numerosas armas por jugar. Además Siakam ha subido a un nivel que pocos esperaban.

Quizás nuestros favoritos ahora mismo.

Philadelphia 76ers

Seguramente “The Process” se ha transformado en “Win Now”. Lo han apostado todo para intentar llegar a jugarse el anillo desde ya.

Que lo consigan es otro discurso.

Después del golpe Butler con la temporada ya comenzada, ahora han ido a por Tobias Harris.

Y en la operación han conseguido mejorar también el banquillo con Scott, Marjanovic y a parte Jonathon Simmons.

Seguramente un paso adelante respecto a hace unas semanas. Pero seguimos viendo este equipo descompensado en la era de los 3 puntos.

Si el que tiene que salir a tirar es tu pívot que podría dominar cualquier debajo de los aros… Complicado. Porque ni Butler ni tanto menos Simmons tienen tiros confiables no solo de 3 puntos sino tampoco de media distancia.

Así que queda J.J. Redick y ahora Harris que seguramente puede ensanchar un poco el campo.

Pero sinceramente seguimos prefiriendo los 76ers del año pasado con Belinelli e Ilyasova, donde cada uno tenía un rol preciso y la maquinaría empezó a funcionar a la perfección.

No siempre acumular talento es la mejor solución para ganar. La historia está llena de ejemplos. Además habrá que ver la lideranza del equipo en los momentos claves. ¿Quién será el líder? ¿Butler o Embiid? Simmons seguramente no. ¿Y Harris?

Gran talento pero para nosotros ahora mismo está en el número 4 en la nueva jerarquía del Este.

Boston Celtics

Hasta ahora los resultados no han acompañado las expectativas iniciales. Pero quizás haya razones claras detrás de esto.

Además el equipo parece jugar mejor sin su estrella Kyrie Irving.

Y quizás este es el problema principal.

Boston tiene un gran entrenador y un gran equipo. Y cuando está Irving pierde un poco de todo esto.

Sin quitar nada al gran talento del jugador de origen australiano. Que es uno de los 2/3 mejores solistas que hay en la NBA actual. Capaz de inventar cualquier cosa desde su bote.

Pero no exactamente un jugador capaz de jugar un baloncesto muy organizado y hacer funcionar al equipo.

Jugadores como Tatum, Hayward, Brown, Rozier, necesitan sentir más el balón en las manos. Tener más responsabilidades, más espacio.

Y cuando Kyrie no está lo tienen y juegan mejor y el equipo juega mejor.

Ainge claramente no ha movido ficha en el mercado. Esperando el verano para ver si puede ir a por Davis u otro fenómeno por completar el proceso.

Tienen potencial claro de número 1. Pero si no encuentran la manera de convivir todos y sacar el máximo provecho de cada uno, lo tendrán difícil con la competencia actual.

Ahora mismo son nuestro número 2.

Los problemas de los Lakers

Los problemas de los Lakers

Ya el clima en L.A. lado Lakers empieza a no ser tan bueno. El Rey llegó. Trajo mucho entusiasmo pero como ha pasado casi en cualquier parte, ha traído en Hollywood también todo su peso. Dentro y fuera de la cancha.

Si tienes LeBron James con 34 años en tu equipo,no puedes permitirte esperar para ver que pasa. Estos estaba claro desde el principio.

Pero quizás no lo tenían claro Magic y Pelinka. O quizás el Rey le ha comentado ciertas cosas y ahora ha reculado y está de nuevo volviendo a lo suyo.

Esto de cambiar con 34 años no va con LeBron James. ¿Cambió a caso Michael Jordan? ¿O Kobe Bryant? No nunca. Y cuando notaron el pasar de los años se retiraron.

James está todavía muy lejos de la pensión. Y pensar que cambiaría su juego a esta edad en el pleno de sus fuerzas para adaptarse a un entrenador que no ha ganado nada y unos jóvenes que no son nada más que unas promesas es algo ridiculo.

Por esto era fundamental para los Lakers pensar desde el principio que traer LeBron para Hollywood implicaba contentar el Rey en todo y por todo. Y crear el equipo en función de sus exigencias.

El problema principal

Así que llegamos a lo que en nuestra opinión es el problema principal de los Lakers. Su roster.

Analizamos la carrera de James. A parte en Miami cuando ha compartido responsabilidades con Wade, siempre ha sido el factótum de su equipo y el verdadero playmaker. El balón y los tiempos siempre los ha manejado el.

Nunca ha sido un gran tirador de 3 puntos, aunque haya mejorado notablemente durante su carrera. Siempre ha necesitado espacios en el área para poder llegar hasta allá y después decidir qué hacer.

Y siempre con el balón en la mano. Preguntar a Irving, a Bosh o a Love. Todos han tenido que cambiar su juego por adaptarse al Rey y han perdido muchas de sus facultades sencillamente por tener que ser el jugador que no eran.

Irving quizás ha conseguido un poco escaparse a esto. Pero al final ha escapado de verdad para Boston para poder volver a tener el control de la situación y jugar como sabe.

Bosh y Love que tenían su fortaleza jugando cerca del aro se han convertido en jugadores secundarios cuando sus entrenadores los han alejado y mucho del área por dejar espacios para James.

Así que la fórmula que siempre ha funcionado al 23 de Akron ha sido: balón para mi y a ver qué pasa con 3/4 tiradores fuera de la línea de 3.

Visto esto el roster de los Lakers, tiene todo menos esto y vamos a ver lo que pasa con ellos.

Lonzo Ball

Lonzo es muy criticado por todos, porque claramente la expectativas creadas por LaVar han sido muy muy elevadas. Pero es un jugador de todo respecto que pero no combina muy bien con James.

No es un tirador ni un atacante puro. Es un gran creador de juego y sabe gestionar muy bien los tiempos. Además de ser un óptimo defensor.

Muy parecido con Jason Kidd. Pero nada que hacer al lado de LeBron. Porque también necesita el balón en sus manos para poder ser eficaz y crear juego.

KCP

Otro jugador que no es ni carne ni pescado. Probablemente sigue en L.A. porque su Manager es Rich Paul. Pero no es un tirador, no es un gran atacante y es un discreto defensor.

Pero no es J.R. Smith, por muy loco que pueda ser este último.

Brandon Ingram

El segundo espada o lo que tenía que ser segundo espada de los Lakers, sigue sin explotar. También quizás porque no puede jugar por lo que es.

Ingram no es Durant y no puede transformarse en el. No es un tirador ni un anotador.

Es una especie de Lamar Odom, que fundamentalmente era el playmaker de los Lakers de los últimos anillos.

Puede ser útil haciendo de todo. Pero no es el líder del equipo o el que pueda resolver el partido como un Killer. Además necesita el balón en las manos para ser eficaz.

Kyle Kuzma

Un gran realizador y el que mejor se ha adaptado a James. Pero también no se trata de un tirador puro. Con el 31,9% en triples no es eficaz siempre para el juego que necesitan los Lakers.

Y a veces es obligado a exagerar con los triples porque si. Un poco como pasado a Carmelo Anthony en los últimos tiempos.

Rajon Rondo

Igual que Ball, necesita el balón en las manos para ser eficaz, hacer juego, repartir asistencias y penetrar a canasta.

Justo las características que no se necesitan para jugar con James.

Y en algunos momentos esto perjudica al equipo como en el último partido contra Atlanta.

Lance Stephenson

Lance no es el fenómeno que se esperaba hace años. Pero es un muy bue jugador.

Solo que en su pequeño es muy similar a LeBron. Otro jugador que necesita el balón en las manos y que no es un tirador. Penetra, reparte, defiende. Pero no es compatible con Lebron, Ingram, Rondo, McGee, etc.

Conclusión

Así que con un Roster de este tipo el desastre está servido. Sin quitar que Walton está haciendo verdaderamente poco para intentar sacar algo positivo de las características de sus jugadores.

Un equipo como este tendría que tener todo su foco en la defensa. Y en muchas ocasiones ha jugado a 130 puntos.

Está claro que James necesita otro contorno y que probablemente el verano llevará muchos cambios. Pero se ha perdido una temporada para nada.

Porque los playoffs están siempre más lejos.

También creemos que no es Davis el jugador que pueda ayudar LeBron a cambiar los destinos de L.A. De nuevo habría dos jugadores que quieren más el área en la época de los tres puntos.

Walker, Irving, Durant, Cousins, Beal si Washington decide reconstruir, serían jugadores muchos más compatibles con el Rey.

Y probablemente Walton también tiene los días contados en Hollywood si no consigue recuperar el tren de los playoffs.

¿Anthony Davis es realmente un buen negocio para L.A.?

¿Anthony Davis es realmente un buen negocio para L.A.?

Quizás empezarás a pensar que estoy loco haciendo esta pregunta.

¿Pero estamos verdaderamente seguros que solo con mover A.D. desde New Orleans a L.A, los Lakers van a ser contender?

En estos días pensando a mente fría sobre este intercambio, me han empezado a surgir algunas dudas.

¿Cual es ahora mismo el principal problema de los Lakers?

Que en la época del tiro de 3 puntos no tienen apenas buenos tiradores.

Están en el puesto 28 de la NBA con el 33,5% en tiros de 3 puntos. Con 30 tiros intentados por encuentro que los sitúan a mitad de la tabla. Para tener una idea tiran solo 3 veces menos que los Warriors.

Esto significa que necesitan el tiro de 3 puntos en su juego. Si no harían como San Antonio que tira 6 veces menos pero con el 40%.

Además son últimos en porcentajes de tiros libres con un 69% y tirando más de 23 tiros libres por noche.

Otro dato por no echar cohetes son las 16 pérdidas por partido. Solo Atlanta pierde más balones en la liga.

Y por contra recuperan solo 7,7 balones. Menos que la mitad de las pérdidas.

Analizando estos datos podemos tener una idea general de por dónde vienen los problemas de L.A.

¿Estamos tan seguros que Anthony Davis va a resolver algunos de estos problemas?

¿Estamos tan seguros que Davis cuaje bien con el juego de toda la vida de Lebron James?

James no ha jugado nunca con un interior dominante. Y el mejor que ha tenido ha sido Chris Bosh.

Pero Bosh evolucionó hacia otro tipo de jugador. Más exterior a cambio de perder mucha eficacia en su juego.

Un poco como ha pasado con Kevin Love, que tuvo que transformarse en triplista con LeBron. Con resultados muy alternos.

¿Tendrá Davis que hacer lo mismo?

¿Y será interesante transformar a Davis? Que tira con el 32% en triples con 3 tentativas por noche.

Todas estas son preguntas que me surgen ahora mismo.

El paquete

Además aunque los jóvenes leones no han mantenido las promesas completamente hasta ahora, ¿sería buen intercambiar hasta 5 jugadores (Ingram, Ball, Kuzma, Zubac, 1ª ronda del draft) solo por Davis?

Aunque ahora mismo el valor de Davis es muy superior a lo de estos jugadores.

Pero habría una descompensación notable en un roster ya no muy brillante en cuanto a variedad.

Si la ausencia de Ball se puede paliar con Rondo y un poco de James, Stephenson y Hart, las otras se pueden paliar?

Kuzma por Davis. ¿E Ingram?

Pienso sinceramente que Anthony Davis sea un jugador con mucho talento. Pero ahora mismo no es tan decisivo.

Finalmente no es capaz de llevar a un equipo de nivel medio al menos a playoffs.

Sinceramente creo que LeBron en New Orleans llevaría el equipo a playoffs. Y varios otros jugadores como Durant, Harden, George, Antetokounmpo harían lo mismo.

La ceja tiene un talento enorme, pero no es un pívot como por ejemplo Embiid o Jokic y no es un alero porque todavía no tiene un tiro seguro.

Entonces mi pregunta es la siguiente. ¿Con Davis realmente los Lakers van a dar el salto inmediato para competir? ¿Con el roster actual?

Tengo muchas dudas que con el roster actual los Lakers serían competitivos ahora mismo con este intercambio.

Falta tiro de 3 puntos y mucho. Para poder abrir espacios para James y Davis.

Movimientos veraniegos

Además sinceramente como GM esperaría el verano por mover ficha. Porque realmente se puede llegar a un gran nombre (Quizás no Davis pero otro grande) sin tener que sacrificar ni medio jugador.

Y luego con este otro grande nombre fichado, ya sí se podría ver quién sobra entre los jóvenes leones y hacer un intercambio por un tercer All Star.

Este verano estará en el mercado un jugador como Cousins que encaja más con el juego de LeBron. Y que seguramente no podrá optar al máximo salarial con solo media temporada jugada en un equipo como los Warriors que hacen mejor a cualquiera.

Ficha Cousins por un año a 20$ millones y todavía vas a tener espacio para otro Big como puede ser Walker, Irving, Beal o quien sea para completar un proyecto realmente de título.

Añadir Davis ahora sacrificando medio equipo, podría perjudicar la estrategia para llegar a un tercer All Star.

Me han enseñado que en la vida la prisa es una mala consejera.

Quizás los Lakers necesitan respirar hondo y no dejar que sea Rich Paul a manejar sus tiempos y sus estrategias.

Podría ser muy peligroso para el futuro del equipo.

0
Tu carrito