La debacle en San Antonio

Nadie habría podido imaginar que los Spurs que iniciaron la temporada son los mismos de hoy. Las primeras semanas todo marchaba viento en popa: buena defensa, juego colectivo e incluso ganando más de lo que se esperaba (6-2, 7-4…).

Todo eso ha cambiado. Hoy tenemos al equipo de Popovich recibiendo barbaridades en forma de derrotas que sobrepasan los 120 puntos por partido.

Podríamos discutir las posibles variables que estén influyendo en semejantes resultados, pero todo parece indicar que se trata del mismísimo Popovich: se calca todo exactamente a su trazo, y amén.

Quiebre en las murallas

De iniciar con un promedio defensivo que rondaba los 105 puntos tras los primeros 11 partidos (Top-5 NBA), la franquicia de San Antonio ha pasado a encajar 118,4 puntos cada 100 posesiones en sus últimos 13 encuentros. La peor marca de la competición.

La baja de Dejounte Murray afecta cada vez más, faltan especialistas defensivos tras las salidas de Kawhi y Danny Green, nadie vigila los aros, están entre los peores equipos tanto en desvíos de balón como en recuperación de balones sueltos. ¿Significa todo esto la ruptura para los Spurs de su impresionante racha en Playoffs este 2019?

Van 21 años consecutivos, son los Spurs. Pero el Oeste amenaza, ahora mismo ocupan el puesto 14.

Triple vs media distancia

Analicemos ahora uno de los pasajes más complejos de la debacle de los Spurs. Popovich a pesar de su duro manifiesto de odiar los triples, siempre había sido capaz de que el baloncesto de su equipo, dentro de unos parámetros culturales inamovibles, se adaptase a las corrientes que dominan la Liga.

Y en este particular caso, sorprende que esté ocurriendo todo lo contrario.

DeMar DeRozan llegó a San Antonio en plena evolución, no solo con un fuerte apego a la línea de tres, si no que se ha prestado a asistir de manera sobresaliente, siendo esta última cualidad la que parece exigirse más.

Viendo esto no pareciera mera coincidencia que Aldrige tampoco ha tenido aciertos de tres puntos.

El escolta lidera la liga en lanzamientos de media distancia, su gran especialidad, y con él y LaMarcus a la cabeza, los Spurs tiran 26,3 veces por partido (más que nadie) desde las posiciones menos rentables en el baloncesto actual.

Pero aún hay más…

Los Spurs parecen estar desperdiciando mucho al tener el mejor porcentaje de aciertos desde la línea de tres puntos (+38%), teniendo a los mejores shooters de la liga: Mills, Belinelli, Bertans. Solo promedian 24,3 triples intentados por partido.

El segundo equipo que menos utiliza ese tipo de tiro, el más rentable junto con los lanzamientos dentro del área restringida, en toda la NBA.

Solo queda esperar lo que representará esa decisión en números: si dejamos de lado los and one, los Spurs sacan un total de 20,6 puntos por partido de sus 26,3 lanzamientos de media distancia, 0,78 puntos por tiro.

Y si hacemos el mismo cálculo para los triples, consiguen 28,2 puntos por partido de 24,3 intentos, 1,16 puntos por tiro.

Los números no mienten, ¿no?

Concluyendo, hay problemas muy reales y difíciles de entender en San Antonio.

Por favor, vota este post. 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)

Cargando…

Share This