fbpx

¿Boston Celtics: fin de la temporada y de un proyecto?

Esta es la pregunta que muchos se hacen. Y quizás el mismísimo Danny Ainge, salud permitiendo, está pensando lo mismo.

Nadie al principio de temporada se esperaba algo así.

La Ecuación Equivocada

La ecuación que se hacía en Massachusetts, era más o menos esta:

Final de Conference + Irving + Hayward – LeBron = Finales NBA seguras y casi anillo.

Finalmente esto es lo bueno y lo malo del deporte en general. Es casi imposible tener certezas. Y sumar 2 All Stars a un proyecto no significa proyecto ganador.

Aunque en la mayoría de los casos tendría que significar mejora de los resultados.

Pero en el caso de Boston quizás los resultados fueron demasiados buenos antes y ahora han pagado esta cosa.

La diferencia con Oakland

Sin dudas, el microcosmo que existe en Oakland se sustenta también gracias al carácter e inteligencia de los All Stars que lo conforman. Ninguno de ellos quiere asumir un protagonismo mayor que lo otros porque sí.

Cada uno conoce su rol y asume las responsabilidades según el momento y la ocasión. Sin egoismo, solo ganas de ganar.

Esto se debe también a los momentos de la carrera de estos jugadores. Todos afirmados. Todos con grandes contratos presentes y futuros. Cada uno habiendo ya ganado y saboreado la gloria. Cada uno sabiendo que no será echado a la primera ocasión.

En Boston han probado a realizar algo similar juntando talento. Pero la situación no es la misma que en la Bahía de Oakland.

¿Cuales las diferencias?

1- El momento de la carrera de los jugadores. En Boston la mayoría son jóvenes con ganas de destacar y hacer buenos números por obtener un buen contrato y más espacio en el equipo. Hayward viene de una lesión muy grave que necesitará de años por asentar. Sin dudas Irving sigue siendo Irving. Maravilloso cuando se trata de hacer jugadas espectaculares sin grandes responsabilidades. Y hundido cuando tiene que asumir los galones en un equipo que realmente no lo respeta y no cuaja con el. Además su estilo de juego poco casa tanto con la historia de Boston como con el estilo de Stevens. Así como con las características de sus compañeros.

2- Stevens, fino estratega de los banquillos, no se ha mostrado igual de bueno la primera vez que ha tenido problemas en el vestuario. Quizás propio porque ha sido la primera vez. Un coach inteligente como él difícilmente repetirá los mismos errores. Al contrario Kerr ha sido siempre muy hábil a gestionar sus jugadores y todas las situaciones en el vestuario.

3- La directiva de Ainge, un tiburón de los negocios, capaz de oler la sangre a kilómetros de distancia y de sacar tajada de cualquier oportunidad. Pero quizás ha llevado demasiado al extremo este concepto. Olvidándose también de que el lado humano es algo muy importante en el deporte y en la vida. Finalmente se ha sacado de encima jugadores símbolo de este equipo como Avery Bradley o Isaiah Thomas que se hubieran matado por esta camiseta. Y ha insertado jugadores de más talento pero menos funcionales y menos devotos a la causa. Por lo tanto esta actitud repercute también en el comportamiento de los jugadores y su estabilidad. Inevitable. Nadie se siente seguro. Y en un deporte tan al límite como la NBA necesitas tranquilidad por rendir al máximo.

¿Y entonces cuales son las causas principales de esta gran derrota deportiva?

Ciertamente nadie en Boston es ajeno a estos malos resultados. Desde la directiva, pasando por el entrenador y llegando hasta los Jugadores. Cada uno tiene una pequeña (o grande) parte de culpa.

Equipo

1- El mal ambiente en el equipo. Cada uno buscando espacio y números personales en detrimento del bien común. En la plantilla actual quizás solo Smart y Horford tiene una mentalidad Celtic de equipo por delante de sus números.

2- El papel de Irving, pasando desde el LeBron sistema a un equipo organizado. No ha sabido adaptarse completamente siguiendo con la mismo mentalidad del pasado. Y mostrándose poco líder criticando públicamente los jóvenes. Un verdadero líder hace esto de puertas para adentro.

3- El papel de Hayward. Seguramente ya ha hecho mucho volviendo de una lesión tan grave. Pedirle de estar al 100% desde el primer año era y es demasiado. Quizás haya tenido más minutos de lo que merecía por rendimiento. Pero allí la decisión de Stevens y Ainge no era fácil. Hay de por medio un contrato muy gordo y de varios años. Y sentar a Hayward significa quemar esta inversión. Porque si no juega nunca va a recuperarse de verdad.

4- Los Jóvenes de Boston no han crecido como se esperaba de ellos después de los fantásticos playoffs del año pasado. Por razones diferentes se han estancado. Y su relación con Irving no ha sido nunca buena. Además necesitaban tener más balones y responsabilidad por crecer con más calma. Y con Irving esto ha sido imposible. Y si sumamos Hayward, todavía menos.

Entrenador

5- Brad Stevens por primera vez ha fallado. Ha dado menos de lo que se esperaba. Y siempre nos había acostumbrado a sacar mucho más de lo que tiene. Desafortunadamente su manera de ver el baloncesto está a años luz de la de Irving su principal estrella y a partir de allí no ha sabido cómo gestionar la situación tanto en la cancha como fuera. Así del juego brillante de este equipo no ha quedado nada. Estuvieron siempre a medio camino entre el LeBron sistema y el juego organizado de Boston. Y esto los ha matado.

Directiva

6- Danny Ainge está vez ha exagerado. Para sumar a Irving y Hayward ha sacado del proyecto dos jugadores con el espíritu Celtics en las venas como Bradley y Thomas. Y esto al final se le ha caído encima. Independientemente de los problemas de Isaiah Thomas y de Bradley. Los resultados con este equipo han sido inferiores sin dudas.

Ahora tendrá que tomar una decisión muy importante este verano. Deshacerse de Irving y apostar por el núcleo joven. O apostar por Irving y meterle al lado un Anthony Davis en una nueva versión del LeBron sistema.

¿Pero verdaderamente con un entrenador como Stevens vas a ir por este camino? Tyronne Lue todavía sigue libre…

Así que por hacer una metáfora culinaria Ainge tenía muy buenos ingredientes, pero por intentar comer antes de tiempo ha cocido todo a fuego demasiado elevado. Y ha terminado quemando el plato Boston Celtics. Si porque este proyecto necesitaba solo un poquito más de paciencia y encajar las piezas justas (¿Kawhi por ejemplo?).

7- El crecimiento de los otros equipos del este. La salida de LeBron James ha despertado todos los otros predadores de la costa este. Y los equipos punteros de reforzaron extraordinariamente. Quien de una manera más inteligente y quien de una manera más forzada estilo Lakers. Milwaukee completó su plantilla con las piezas más funcionales para Giannis. Philadelphia tiró la casa por la ventana yendo por Butler y después Harris.Toronto hizo lo suyo con Kawhi y luego con Marc Gasol. Todo esto mezclado con los problemas de Boston ha llevado al fracaso de este proyecto.

¿Y ahora qué depara el futuro?

Como comentado Ainge tendrá un verano complicado por delante.

Tendrá que decidir si apostar por Irving o por los jóvenes y después mover ficha de consecuencia.

Personalmente no creo que Irving vaya a renovar con Boston ni que Boston vaya a querer renovar Irving. Por lo tanto habrá que renovar a Rozier y luego buscar algún jugador funcional para el proyecto.

Stevens podrá volver a entrenar como más le gusta (el equipo delante de todo) y los jóvenes tendrán el espacio que necesitan por volver a destacar.

Hayward tendrá seguramente mejor condición física y mental y podrá subir su aportación.

Por lo tanto creo que el futuro de Boston no es tan malo. Por lo contrario volver a los orígenes podrá ser muy beneficioso por todos.

Después no hay que olvidar que Ainge está siempre al acecho. Y con el material que tiene por las manos y las rondas de Draft, podría sacar otro conejo de la chistera por sumar otros jugadores valiosos para este proyecto.

¡Boston es siempre Boston!!!

 

0
Tu carrito
× ¿Te podemos ayudar?