fbpx

Ya el clima en L.A. lado Lakers empieza a no ser tan bueno. El Rey llegó. Trajo mucho entusiasmo pero como ha pasado casi en cualquier parte, ha traído en Hollywood también todo su peso. Dentro y fuera de la cancha.

Si tienes LeBron James con 34 años en tu equipo,no puedes permitirte esperar para ver que pasa. Estos estaba claro desde el principio.

Pero quizás no lo tenían claro Magic y Pelinka. O quizás el Rey le ha comentado ciertas cosas y ahora ha reculado y está de nuevo volviendo a lo suyo.

Esto de cambiar con 34 años no va con LeBron James. ¿Cambió a caso Michael Jordan? ¿O Kobe Bryant? No nunca. Y cuando notaron el pasar de los años se retiraron.

James está todavía muy lejos de la pensión. Y pensar que cambiaría su juego a esta edad en el pleno de sus fuerzas para adaptarse a un entrenador que no ha ganado nada y unos jóvenes que no son nada más que unas promesas es algo ridiculo.

Por esto era fundamental para los Lakers pensar desde el principio que traer LeBron para Hollywood implicaba contentar el Rey en todo y por todo. Y crear el equipo en función de sus exigencias.

El problema principal

Así que llegamos a lo que en nuestra opinión es el problema principal de los Lakers. Su roster.

Analizamos la carrera de James. A parte en Miami cuando ha compartido responsabilidades con Wade, siempre ha sido el factótum de su equipo y el verdadero playmaker. El balón y los tiempos siempre los ha manejado el.

Nunca ha sido un gran tirador de 3 puntos, aunque haya mejorado notablemente durante su carrera. Siempre ha necesitado espacios en el área para poder llegar hasta allá y después decidir qué hacer.

Y siempre con el balón en la mano. Preguntar a Irving, a Bosh o a Love. Todos han tenido que cambiar su juego por adaptarse al Rey y han perdido muchas de sus facultades sencillamente por tener que ser el jugador que no eran.

Irving quizás ha conseguido un poco escaparse a esto. Pero al final ha escapado de verdad para Boston para poder volver a tener el control de la situación y jugar como sabe.

Bosh y Love que tenían su fortaleza jugando cerca del aro se han convertido en jugadores secundarios cuando sus entrenadores los han alejado y mucho del área por dejar espacios para James.

Así que la fórmula que siempre ha funcionado al 23 de Akron ha sido: balón para mi y a ver qué pasa con 3/4 tiradores fuera de la línea de 3.

Visto esto el roster de los Lakers, tiene todo menos esto y vamos a ver lo que pasa con ellos.

Lonzo Ball

Lonzo es muy criticado por todos, porque claramente la expectativas creadas por LaVar han sido muy muy elevadas. Pero es un jugador de todo respecto que pero no combina muy bien con James.

No es un tirador ni un atacante puro. Es un gran creador de juego y sabe gestionar muy bien los tiempos. Además de ser un óptimo defensor.

Muy parecido con Jason Kidd. Pero nada que hacer al lado de LeBron. Porque también necesita el balón en sus manos para poder ser eficaz y crear juego.

KCP

Otro jugador que no es ni carne ni pescado. Probablemente sigue en L.A. porque su Manager es Rich Paul. Pero no es un tirador, no es un gran atacante y es un discreto defensor.

Pero no es J.R. Smith, por muy loco que pueda ser este último.

Brandon Ingram

El segundo espada o lo que tenía que ser segundo espada de los Lakers, sigue sin explotar. También quizás porque no puede jugar por lo que es.

Ingram no es Durant y no puede transformarse en el. No es un tirador ni un anotador.

Es una especie de Lamar Odom, que fundamentalmente era el playmaker de los Lakers de los últimos anillos.

Puede ser útil haciendo de todo. Pero no es el líder del equipo o el que pueda resolver el partido como un Killer. Además necesita el balón en las manos para ser eficaz.

Kyle Kuzma

Un gran realizador y el que mejor se ha adaptado a James. Pero también no se trata de un tirador puro. Con el 31,9% en triples no es eficaz siempre para el juego que necesitan los Lakers.

Y a veces es obligado a exagerar con los triples porque si. Un poco como pasado a Carmelo Anthony en los últimos tiempos.

Rajon Rondo

Igual que Ball, necesita el balón en las manos para ser eficaz, hacer juego, repartir asistencias y penetrar a canasta.

Justo las características que no se necesitan para jugar con James.

Y en algunos momentos esto perjudica al equipo como en el último partido contra Atlanta.

Lance Stephenson

Lance no es el fenómeno que se esperaba hace años. Pero es un muy bue jugador.

Solo que en su pequeño es muy similar a LeBron. Otro jugador que necesita el balón en las manos y que no es un tirador. Penetra, reparte, defiende. Pero no es compatible con Lebron, Ingram, Rondo, McGee, etc.

Conclusión

Así que con un Roster de este tipo el desastre está servido. Sin quitar que Walton está haciendo verdaderamente poco para intentar sacar algo positivo de las características de sus jugadores.

Un equipo como este tendría que tener todo su foco en la defensa. Y en muchas ocasiones ha jugado a 130 puntos.

Está claro que James necesita otro contorno y que probablemente el verano llevará muchos cambios. Pero se ha perdido una temporada para nada.

Porque los playoffs están siempre más lejos.

También creemos que no es Davis el jugador que pueda ayudar LeBron a cambiar los destinos de L.A. De nuevo habría dos jugadores que quieren más el área en la época de los tres puntos.

Walker, Irving, Durant, Cousins, Beal si Washington decide reconstruir, serían jugadores muchos más compatibles con el Rey.

Y probablemente Walton también tiene los días contados en Hollywood si no consigue recuperar el tren de los playoffs.

0
Tu carrito
× ¿Te podemos ayudar?